Registro
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El final de una etapa marca el comienzo de la siguiente ...

El final de una etapa marca el comienzo de la siguiente ... 6 años 4 meses ago #39721

  • Thartarus
  • Avatar de Thartarus
  • DESCONECTADO
  • Navegador Experto
  • Porque están ahí ...
  • Mensajes: 94
  • Gracias recibidas 25
Thartarus nació hace ya casi ½ siglo en Terra, su infancia yo la clasificaría de normal, dentro del sistema, sin ningún altercado …tal vez un ciudadano modelo, estudió Ingeniería, y como la mayoría ingresó en la academia militar donde aprendió a pilotar y a disparar, pero su sitio no estaba exactamente ahí, necesitaba ver, conocer, explorar …

Seguro que os ha pasado alguna vez, al despertar notáis que ese día va a ser especial que va a pasar algo. Eso es lo que sintió Thartarus en su 50 aniversario … “hoy me debería haber pedido día libre” … pensó, pero ya era tarde, tenía que ir a la oficina, tenía una cita importante que daría un empujón fuerte a su empresa y tenía que terminar el trabajo sobre la última roca descubierta por el mismo, algunos días atrás, parecía prometedora por su composición preliminar.

Al llegar a su despacho en la planta 26 del imponente edificio de la empresa Shubin Interestelar, vio la pantalla de su ordenador parpadeando … “un mensaje … enviado por la noche … que raro, nadie trabaja por la noche desde que decidimos respetar los horarios escrupulosamente, el sindicato lo dijo claro nadie llegará tarde pero tampoco nadie trabajaría fuera de horario” … pensó al mismo tiempo que se sentaba.

Dicen que cuando vas a morir te pasa toda tu vida por delante … eso mismo le pasó a él. Recordó cuando llegó a la empresa hace ya más de 25 años, recién salido de la academia militar, donde estuvo 3.
Shubin le contrató precisamente por su experiencia militar, necesitaban nuevo personal para su división de exploración y ahora que se arriesgaban a ir más lejos, más aún. Nunca se sabía lo que podían encontrar ni cuando necesitar apretar el gatillo, cierto es que no lo tuvo que hacer en los años posteriores, salvo alguna escaramuza con algún pirata venido a más.
Recordó cuando descubrió su primer campo de asteroides, cuando al examinarlo, encontró uno de los metales más valiosos de todo el sector. Al primero siguieron muchos más, cientos de ellos. Trazó rutas comerciales entre ellos, todas seguras, esta era su prioridad … “una ruta no es tal si no es segura para nuestros operarios y para nuestras empresas de trasporte colaboradoras” … Covalex era una de las que trabajaban con ellos, tal vez la mejor y más fiable.
Durante años Thartarus había sido uno de los mejores, sino el mejor, de los exploradores que tenia Shubin, la riqueza minera proporcionada en sus búsquedas siempre era más que aceptable … tenía un buen olfato a la hora de ver algo donde los demás no lo veían.
Bien se había ganado el sobrenombre de “Finisterre” con el que le llamaban ... decían que por haber llegado en sus exploraciones al fin del mundo … evocando al cabo considerado como tal hace siglos y que recogían los libros de historia terrestre.
Esa mañana entre otras tareas tenía que cerrar el pedido de nuevos equipos de scaneado con la empresa Chimera Communicatons, era un nuevo equipo, el más avanzado hasta el momento y el tenía todos los detalles.

Todo se desvaneció cuando apretó el botón, el mensaje estaba claro, el remitente también, RRHH. El texto escueto, en pocas palabras decía “Le agradecemos los servicios que ha prestado a nuestra compañía pero consideramos que ya no es apto para su trabajo por lo que le rogamos que pase por el departamento de personal a recoger su liquidación. Saludos y que pase un buen día”
“Me tiran como un trapo usado y durante la noche… típico de Arlington … su fama le precede” … “Yo no estoy acabado .... hay cientos de empresas hay fuera” ... grito, pero él sabía que su edad era complicada en el mundo laboral. Por un segundo se derrumbó, pero al segundo siguiente su cabeza ya estaba dando vueltas a posibles soluciones (como tantas veces había hecho antes, solo en el espacio), y lo mejor es que, la solución que encontraría ya no era para la empresa sería para él. Se sentía libre.

Dicen que nunca vemos las cosas hasta que no las necesitamos, tal vez las veamos pero no las apreciamos, pero aquel día Thartarus vio la nota que había en su taquilla, no sabía quien la había dejado … pero su vida daría un giro inesperado … “Nosotros sí que te valoramos, no somos siervos del sistema, NON SERVIAM”.

No le fue difícil dar con los miembros de la organización, y aquí está, poniendo todos sus conocimientos adquiridos durante años al servicio de sus nuevos compañeros y en contra del sistema, un sistema que le había fallado, por última vez.
…. pero eso ya no es historia … es el futuro…
El administrador ha deshabilitado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: kretaro, TarodMaul, Sigs
Moderadores: Adamanter, Sigs
Tiempo de carga de la página: 0.857 segundos